¡Quiero ser un artista!

Muchos de nosotros, las personas que dibujamos, somos soñadores, idealistas, y vamos por el mundo dibujando hasta en servilletas si se queda lo suficientemente quieta. Nuestros amigos nos dan ánimos y nos piden que los dibujemos, y llega la frase: Eres todo un artista.

Si comenzaste a dibujar de pequeño, es probable que miraras la televisión o las revistas y vieras dibujos de ilustradores y artistas famosos, y te dijeras: ¡Quiero ser un artista!

Conforme vamos creciendo y desarrollándonos tanto personal como técnicamente, vamos obteniendo nuevos conocimientos, nos comenzamos a topar más frecuentemente con conceptos como: artista, ilustración, diseño, teoría del color, proporción, estilo, contraste… Es cuando te entran las dudas, y comienzas a hacerte un lío: ¿Soy un artista? ¿Necesito saber todo eso? Si el arte viene del alma… ¿para qué me sirven? Y de pronto…. ¿Qué es ser un artista?

Pablo Picasso

¿Cuántas veces has escuchado a una persona justificar sus errores bajo la frase: “Es mi estilo“? Probablemente alguna vez lo hayas hecho tu también, pero no te preocupes, es algo normal, todos pasamos por este proceso de justificar las cosas que no nos salen bien.

guernica-1937¿Ves el anterior cuadro? Seguramente lo conoces, su nombre es Guernica, y fue pintado por Pablo Picasso en 1937, por petición de Josep Renau, director general de bellas artes en su tiempo.

Seguramente, varias veces te ha venido la idea de que si Pablo Picasso fue un pintor tan famoso dibujando “monos chuecos”, tu también puedes, o incluso, lo has dicho para justificar tu estilo cuando alguien te dice que debes aplicar determinado conocimiento: “Picasso pintaba monos chuecos“. Sin embargo, Pablo Picasso fue un talentoso pintor desde su temprana edad, y tenía un dominio excelso sobre la figura humana.

Ciencia y Caridad, Pablo Picasso
Ciencia y Caridad, Pablo Picasso

¿Puedes reconocer el estilo del pintor en esta obra? Pablo Picasso la pintó con tan solo 16 años, y como verás es una obra muy diferente a lo que la gran mayoría de las personas conocen sobre él.

¿A qué quiero llegar con esto? Muy simple, el camino de descubrimiento de Picasso, no salió de la nada, y no comenzó dibujando cubismo, sino con el realismo, observando la realidad y plasmándola en un lienzo, y a su vez, expresando un punto de vista, una crítica social, pues la época en la que vivió no fue la más placentera.

El camino de un artista, tiene ese comienzo: conocer, descubrir y experimentar. Todo debe venir siempre de un fundamento, de un concepto, y no solamente de una idea vaga. Un artista debe tener un profundo conocimiento de la realidad, por eso, en las escuelas de arte podemos ver aulas redondas, con varios objetos (o animales) colocados en una mesa, iluminados por una lámpara. Esta técnica se llama “bodegón“, y consiste en pintar objetos naturales como hechos por el hombre, en un determinado espacio.

La utilidad de esto, es comenzar a desarrollar un sentido de perspectiva, de luz y sombras, de proporción y contraste; conceptos y técnicas que debes tener dominados para seguir avanzando en el mundo del arte.

Conclusión

Así que si estás pensando en dedicarte al arte, es mejor que comiences cuanto antes tu viaje, que experimentes y cometas errores, para así mejorar día a día. No es necesario que lleves formación académica, pero sí que obtengas los conocimientos básicos que éstas te proveerían: color, forma, contraste, perspectiva, proporción, figura humana, bodegón, etc…

Pues bien, ser un artista no solamente es dibujar tus emociones en un pedazo de papel, ser artista va más allá de solamente de hacer líneas. Implica un largo camino lleno de experimentación, descubrimiento y sobre todo, de conocimiento.